Porque el silencio no tiene que ver con quererlos que te cagas

Lee esta entrada en mi nueva casa, cosechadel66.es